Make your own free website on Tripod.com

 

Nacionales 15 de junio del 2002

Hay jueces que no saben leer ni escribir: presidenta de la Corte

San Pedro Sula

No sólo jueces que conspiran para decidir mediante sorteo la suerte de los imputados, sino togados ignorantes que no saben leer ni escribir y otros que no tienen el mínimo conocimiento del idioma, son algunos de los funcionarios que contaminan el esfuerzo de las autoridades por adecentar y eliminar la corrupción en el Poder Judicial. Tales cuestionamientos son de la presidenta de ese poder del Estado, Vilma Cecilia Morales, quien dijo que deberá proceder con dos jueces de paz que no saben leer ni escribir y que están asignados en los departamentos de Islas de la Bahía y Olancho.

En cuatro meses en el cargo demostró que ha tomado acciones y decisiones para corregir situaciones anómalas en el máximo tribunal de justicia y aunque la cuestionaron el tiempo le ha dado la razón, aseguró.

"Hemos detectado casos sorprendentes no sólo de irregularidades de algunos jueces, sino de nombramientos que se produjeron en el pasado, cómo se explica que un juez de paz no sepa leer ni escribir y que haya jueces que no conozcan el idioma", cuestionó.

Tienen que sanear esa anomalía y cancelar a esos funcionarios, prosiguió, porque en primer lugar no reúnen los requisitos de ley y espera que esas acciones no se califiquen como decisiones de índole política.

Loterías

Respecto a la manipulación de juicios, que mediante sorteos se rifan algunos jueces para decidir la suerte de los imputados, como el caso del periodista Arnulfo Aguilar de LA PRENSA, respondió que su obligación es aplicar las leyes pues no tiene ningún compromiso con nadie.

"Los comunicadores sociales son importantes, algunas acusaciones deben estar probadas y documentadas para que podamos tener un accionar, no nos perdamos en el sentido de querer hacer y sanear y cometer los mismos errores", apuntó.

La magistrada-presidenta argumentó que todos están sometidos a la ley y nadie es superior a ella y por ello todos tienen que subordinarse a ella.

En este caso de los jueces sampedranos acusados de sortear los juicios aseveró que tienen que hacer las investigaciones para deducir y comprobar fehacientemente que hay una violación a las funciones y un abuso en el accionar de los jueces.

Morales fue enfática al advertir a sus subalternos del Poder Judicial que no vacilará en tomar decisiones para sanear y corregir las irregularidades como ya lo ha hecho en otros casos.

"La obligación nuestra es aplicar la ley, no tenemos ningún compromiso más que con la ley y, aparte de eso un compromiso como funcionarios", concluyó.