Make your own free website on Tripod.com
 

Nacionales 15 de abril del 2002

El Congreso, el Poder Judicial y Gautama Fonseca han favorecido a la impunidad

Tegucigalpa

Los delincuentes de "cuello blanco" se pasean tranquilamente por las calles de Honduras porque burlan la Constitución y a la justicia a través de la inmunidad, señala el informe que el fiscal de la República Roy Medina envió al Congreso Nacional. "La debilidad histórica que ha caracterizado al Poder Judicial ha inhibido el progreso y la paz social", dice el informe que Medina entregó al Congreso y a las diferentes bancadas. La ineficacia de las pasadas autoridades del Poder Judicial ayudó a la impunidad que ha encontrado diversas y variadas formas para burlar la Constitución y la justicia mediante inmunidades, amnistías, corrupción y otros expedientes sofisticados y subterráneos.

Esto ha permitido que violadores de derechos humanos, políticos corruptos que han malversado los caudales públicos, delincuentes del crimen organizado y de guante blanco circulen libremente por las calles de Honduras.

En este grupo están los que han quebrado instituciones financieras y delincuentes comunes de gran maldad, que se paseen impunemente por las calles, mientras los medios de comunicación reseñan su participación en actos públicos para mayor escarnio.

Este Poder Judicial, dice refiriéndose al recién pasado, ineficaz y sin credibilidad, desprestigiado y antidemocrático, ha sido un gran obstáculo para la tarea en beneficio de la sociedad que corresponde al Ministerio Público.

Lamentó los casos del Fondo Petrolero, Brazos de Honduras, el "chinazo", Ciudad Mateo, Bancorp e Inversiones Bursátiles, entre otros.

Durante el año 2001, alega, el Ministerio Público fue atacado injustamente desde el Poder Ejecutivo, a través del ex ministro de Seguridad Gautama Fonseca, que limitaron las funciones de investigación del delito a la fiscalía.

La ruptura abusiva e ilegal provocada por Fonseca a la necesaria y legítima coordinación entre estas dos entidades públicas generó graves problemas que favoreció la impunidad, el abuso de autoridad, el "arreglo" en las postas policiales y sobre todo manos libres a la policía.

"Son los enemigos de la democracia buscando convencernos que las garantías individuales, los derechos fundamentales y en definitiva la Constitución son obstáculo para la paz social".

Expresa que el año 2001 fue "una penuria constante para el Ministerio Público en materia presupuestaria".

La institución sobrevivió entre el ahogo provocador por la falta de recursos económicos y la frustración laboral de sus integrantes, gracias al estoicismo y entereza de sus servidores y las extremas medidas de austeridad.

Resalta que la administración del Congreso anterior fue un obstáculo contra la corrupción de la clase política del país al asegurar la impunidad de varios de sus integrantes a quienes la Fiscalía ha pedido se les declare con lugar a formación de causa.

Obstáculos contra la corrupción

* Ocultos en las gavetas del Congreso Nacional permanecen los expedientes al amparo de la inmunidad parlamentaria de quienes han utilizado esta prerrogativa constitucional como una coraza para asegurar la impunidad.
* Con el paraguas de la inmunidad se pasean los grandes delincuentes de cuello blanco burlándose de las Constitución y la justicia en Honduras.
* La ineficacia su ineficiencia, sin credibilidad, desprestigiado y antidemocrático de la recién Corte Suprema de Justicia ha permitido que violadores de derechos humanos, políticos corruptos que han malversado los caudales públicos, quebradores de instituciones financieras, delincuentes del crimen organizado y de guante blanco circulen libremente por las calles del país.
* La ruptura abusiva e ilegal provocada por el ministro de Gautama Fonseca a la necesaria y legítima coordinación entre estas dos entidades públicas generó graves problemas que favoreció la impunidad, el abuso de autoridad, el "arreglo" en las postas policiales y, sobre todo, manos libres a la policía.